TEATRE PRINCIPAL

ANTECEDENTES

Hay suficientes datos aislados para afirmar que, durante el siglo XVIII, los espectáculos de ópera y de teatro empiezan a representarse con una cierta frecuencia en la ciudad de Maó, pero, al mismo tiempo, no dejan de ser eso, pinceladas inconexas que, hasta la fecha, no han permitido reconstruir una historia del teatro en Maó, mínimamente completa, durante este período, ni respecto al tipo de espectáculos o funciones, ni de los edificios que los acogían.

Unas pinturas que se conservan en el Museo de las Artes Decorativas de París representan un Teatro de la Comedia de Maó, durante la época de la ocupación francesa en la isla. Se trata de dos cuadros muy interesantes, puesto que nos muestran, desde dos puntos de vista, una sala de espectáculos: en el escenario se está representando la comedia “Le malade imaginaire”, de Molière; en la sala, un público numeroso y acomodado disfruta de la obra. 

También unos programas coetáneos describen algunas piezas teatrales representadas a un Theatre de la Comedie a Mahon; nunca se ha podido localizar físicamente este edificio, la situación más aproximada del cual sería la que aparece en un plano inglés que lo sitúa en la calle de Sant Bartomeu, por otro lado conocida popularmente como “calle de la comedia”, precisamente por la tradición oral de la existencia de este teatro que nunca se ha podido demostrar documentalmente. 

Otras referencias en crónicas o diarios completarían este panorama de un período todavía poco conocido en referencia a este tema. Del siglo XIX sí que tenemos la documentación completa de la construcción de un teatro y sala de bailes en un antiguo baluarte de las murallas, emplazado exactamente en el solar del actual Principal. 

Este primer edificio se reconstruirá totalmente el año 1820, puesto que desde 1817 empiezan a tener continuidad las temporadas de ópera italiana y se hace necesario disponer de un nuevo local que pueda acoger con comodidad a un público cada vez más numeroso. La obra se hizo bajo la dirección del artista Miquel Comas, pero en pocos años este edificio también resultaría escaso y se plantearía la construcción de una nueva planta.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies